top of page

Vancouver - Fairbanks


 

** Los Pasajeros deben respetar y cumplir las políticas de la Naviera **

 

Día 1: Cita en el Aeropuerto de la Ciudad de México o Guadalajara para abordar el vuelo con destino a Vancouver. Llegada y traslado al hotel. Adicionalmente a la estancia regular del viaje, es posible estar uno o dos días antes en esta bella ciudad para disfrutar de sus atractivos, como el distrito cosmopolita de compras, el mercadito de Granville Island, o la vecina ciudad de Victoria.


Día 2: Desayuno y traslado temprano al muelle para embarcarse en el crucero. Todas las comidas están incluidas (excepto en los restaurantes de especialidades) y algunas bebidas. En los cruceros se venden los paquetes de bebidas, ya sean alcohólicas o no alcohólicas, lo cual puede resultar conveniente para quien guste de consumir de la variada oferta abordo.


Día 3. Navegación por INSIDE PASSAGE en donde habrá oportunidad de observar los hermosos parajes, las casitas y cabañas de descanso canadienses, e inclusive algunas especies de animales en su hábitat natural: delfines, focas, águilas y ballenas (en temporada). Dentro del barco también hay un sinnúmero de actividades, desde clases y talleres hasta espectáculos musicales estilo Broadway.


Día 4. Arribo al puerto de Ketchikan, considerada la capital del salmón y primer punto de Alaska. El barco atracará desde temprano, y zarpará al caer la noche, por lo que se recomienda bajar al muelle a merodear los alrededores, comprar algún recuerdo o probar alguna de las delicias como la sopa de almeja, las salchichas de alce o el salmón ahumado.


Día 5. Navegación hacia el norte de Alaska llegando al Fiordo Tracy Arm, una de las regiones más sorprendentes, pues en verano hay una gran cantidad de pedazos de hielo flotando en el agua, con tamaños que varían desde el puño de una mano hasta un edificio de tres pisos. Cerca de ahí se encuentra el Glaciar Sawyer, y dependiendo de la compañía naviera o del recorrido, se visitará.


Día 6. Llegada a la ciudad de Juneau, capital del Estado. Sugerimos tomar alguna de las muchas excursiones opcionales ofrecidas, como los son: recorrido en el trineo de perros, kayaks, senderismo por el Glaciar Mendenhall o el tour en helicóptero para llegar hasta los hielos formados hace miles de años.


Día 7. Arribo en Skagway, pequeña población de tan sólo 1000 habitantes y que tiene sus orígenes en la fiebre del oro del siglo antepasado. Gran parte de las construcciones están conservadas de tal modo que rememoran aquellas épocas, y es aquí donde podemos tomar el famoso ‘White Pass Summit Excursion’, un recorrido escénico en tren que dura 3 horas.


Día 8. Navegación por el Golfo de Alaska, hasta llegar al Glaciar Hubbard, uno de las masas de hielo más grandes y famosas en Norteamérica. El crucero sólo estará unos minutos frente a este imponente glaciar, por lo que se sugiere salir a cubierta para admirarlo.


Día 9. Arribo al puerto de Witthier, desembarco y conexión con el tren de Alaska Railroad. Dicho transporte tiene domos en el techo y muy cómodos asientos, por lo que la travesía de puentes, túneles y tramos escénicos será una delicia para la vista. La primera parada se hace en TALKEETNA donde se encuentra el famoso Monte McKinley, ofreciendo un panorama de gran belleza En este tramo sólo se permite una maleta por pasajero. El resto del equipaje viajará en autopista para llegar antes al hotel de Fairbanks. Una segunda parada se hace en el Parque Nacional de Denali. Por la tarde-noche arribo a FAIRBANKS. Alojamiento.


Día 10. Desayuno. Después de unas horas libres para conocer el lugar, traslado al aeropuerto y tomar un vuelo doméstico con destino a ANCHORAGE. Llegada y conexión con el avión hacia México, vía Los Ángeles.


* Itinerario de viajes sugerido sujeto a variaciones.

bottom of page